top of page

El oro brilla como activo de refugio ante incertidumbre.

Las tensiones entre Rusia y Ucrania generarán una mayor demanda por activos de refugio como el metal precioso.



El oro ha aprovechado su condición de “activo de refugio seguro” en medio de la aversión al riesgo por las tensiones geopolíticas entre Ucrania y Rusia, así como un entorno inflacionario, escalando hasta rozar los 1,900 dólares la onza, nivel no visto desde hace casi nueve meses, el 26 de mayo de 2021, cuando alcanzó una cotización de 1,903.65 dólares la onza.

En tanto, los mercados bursátiles se enfrentaban a fuertes episodios de volatilidad.

La semana pasada, el metal precioso hiló su tercer avance semanal, logrando una ganancia de 1.92% y una cotización máxima de 1,902.48 dólares por onza. Sin embargo, el viernes tuvo un leve revés que lo hizo descender ligeramente a 1,899.80 dólares la onza o 0.1 por ciento.

“El alza en el precio del oro se debió a una mayor demanda como activo de refugio, debido a las tensiones geopolíticas entre Ucrania y Rusia. También se ha beneficiado de las presiones inflacionarias”, escribieron analistas de Banco Base en un reporte.

Para Carsten Menke, director de Investigación en Next Generation en el banco privado Julius Baer, los problemas entre ambas naciones no será la causa para pensar en un “ciclo alcista” del metal dorado.



"Como ha demostrado la historia, el mercado del oro suele perder el interés por estas tensiones geopolíticas con bastante rapidez (...) Por lo que estamos muy convencidos de que el conflicto actual no marca el inicio de un nuevo ciclo alcista para el oro”, opinó el especialista.

Agregó que el desempeño del precio del oro de la semana pasada parece indicar que el mercado considera cada vez más probable una escalada militar en Ucrania, por eso los inversionistas que buscan un refugio seguro han vuelto al mercado, más en Estados Unidos que en Europa.

“Si bien no podemos descartar una mayor escalada, vemos una fase de tensión elevada continua como el escenario más probable”, añadió el analista en Julius Baer.

Algunos analistas de materias primas opinan que podría darse “una tormenta perfecta” para este activo, ya que el aumento de las tasas de interés generará volatilidad en las bolsas de valores, lo que orillará a los inversionistas a reducir sus posiciones en activos de riesgo.

“A medida que la correlación entre bonos y acciones continúa fortaleciéndose, con ambos activos perdiendo terreno de la mano desde principios de año, el oro se considera cada vez más como un diversificador de cartera, con el potencial de ofrecer una cobertura en un contexto de alta incertidumbre geopolítica e inflación galopante”, indica un análisis del sitio de trading capital.com.

Por su parte, especialistas de Banco Base estiman que si las tensiones geopolíticas continúan es probable que el oro supere el umbral de 1,900 dólares por onza de manera sostenida.

De ahí que no descartaron volatilidad en su cotización, la cual se mantendrá en un rango de 1,850 y 1,916 dólares por onza.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page